domingo, 7 de abril de 2013

El maya yucateco en persperctiva dialectológica


El maya yucateco es una lengua hablada en la península de Yucatán, México. Actualmente se habla en los tres estados mexicanos de Yucatán, Campeche y Quintana Roo, y también se encuentran hablantes de este idioma en los distritos de Corozal y Orange Walk, en Belice. El maya yucateco está clasificado junto con el itzá (Guatemala), mopán (Belice y Guatemala) y lacandón (Chiapas) dentro de la rama yucatecana en la familia lingüística maya (Campbell y Kaufman 1985).

La variación regional de esta lengua se ha documentado al menos desde el siglo xvi. El Calepino de Motul, por ejemplo, en varios de los vocablos que registra aclara que “en lengua de Campeche, significa...” (Arzápalo 1995:1436).[1] Antonio de Ciudad Real, en su Tratado curioso y docto de las grandezas de la Nueva España también hace mención sobre las diferencias entre la lengua maya de Yucatán y la de Campeche así como con respecto a la lengua chontal de Tabasco, ésta última perteneciente a un grupo lingüístico cercano dentro de la misma familia lingüística:

 
Todos los indios de aquella provincia [Yucatán]... hablan una lengua que se llama mayathan o lengua de Maya, excepto los de Campeche que difieren en algunos vocablos y llámase (sic) su lengua canpechthan o lengua de Campeche, y los de Tixchel que tienen otra lengua más diferente, llamada putunthan o chontal; pero los unos y los otros son muy pocos respecto de los de Maya, y sabida la lengua déstos (sic) fácilmente se sabe la de los otros.


De igual manera, en la Relación de las cosas de Yucatán de Diego de Landa se proporciona información sobre la variación del maya: “Que la lengua de esta tierra es toda una, y que esto aprovechó mucho para su conversión aunque en las costas hay alguna diferencia en vocablos y en el tono de hablar; y que así los de la costa son más pulidos en su trato y lengua...” (Landa 1973 11).

Entre los estudios lingüísticos modernos que den cuenta de la variación dialectal del maya yucateco destaca la gramática de Manuel J. Andrade (1956) que presenta diferencias concernientes a reducción fonética. Manuel J. Andrade reconoce dos variedades de habla: tipo A y tipo B, siendo más frecuente la reducción fonética en la variedad de habla tipo B identificada con el habla de generaciones jóvenes, y también con el de algunas regiones con respecto a otras, por ejemplo, menciona que el distrito Corozal, en Belice, es más del tipo A comparado con Quintana Roo y Calkiní, Campeche (Camino Real), y que en este último estado el tipo A es más común en Bolonchén y en lugares cercanos a esa zona (Ch’enes). En el estado de Yucatán, según Manuel J. Andrade, predomina el tipo B aunque en las personas de más edad se encuentra el tipo A.

Más recientemente, encontramos el Diccionario Maya Popular de Bastarrachea et al. (2003) donde se propone existen cinco regiones dialectales en la península de Yucatán: [ex] zona henequenera del estado de Yucatán; Camino Real en el estado de Campeche; Valladolid y alrededores (oriente de Yucatán); sur del estado de Yucatán y centro de Quintana Roo, y la región de los Ch’enes, Campeche. Otros estudios relacionados con la variación dialectal son los trabajos de Pfeiler (1995, 1996, 1997), Briceño Chel (2002), Sobrino Gómez (2005) y Pfeiler y Hofling (2006).

En Briceño Chel (2002) se propone una división regional en cinco variantes, un tanto diferente a la anterior: oriente de Yucatán, centro de Quintana Roo, sur de Yucatán, Camino-Real-Ch’enes y la ex zona henequenera.[2] Sobre esta división el autor enfatiza un punto importante:


Esta división muestra no sólo los hechos lingüísticos sino también el reconocimiento de estas regiones por los propios hablantes… Por otro lado, los límites geográficos entre una y otra variante no se pueden trazar de forma precisa y definitoria justamente porque todas están interrelacionadas y de alguna manera muestran los lazos existentes entre los mayas de hoy.


Pfeiler (1995) ha hecho estudios específicos sobre variación fonológica en hablantes de la península de Yucatán tomando en cuenta factores sociales como edad, sexo y también el grado de formalidad de la situación comunicativa. Esta autora no sólo ha encontrado variación fonológica a nivel geográfico y sociológico sino también en los diferentes estilos del lenguaje usado.

Sobrino Gómez (2005) estudia la frecuencia con la que el auxiliar de aspecto durativo y la negación se contraen con los pronombres ergativos en un estilo formal de habla. En su estudio encuentra que estas contracciones tienen mayor presencia en el oriente y sur del estado de Yucatán en relación con la ex zona henequenera y la región Ch’enes en el estado de Campeche.

Los resultados preliminares del estudio dialectológico de Pfeiler y Hofling (2006) dejan ver que se pueden "agrupar ciertas isoglosas léxicas, morfológicas y fonomorfológicas como una variante localizada en el oriente de la península de Yucatán...” y que: “Otras regiones... muestran isoglosas propias, pero con menor frecuencia y ya sea en uno u otro nivel lingüístico" (Pfeiler y Hofling 2006: 40).
Todas estas investigaciones muestran que pueden considerarse las propuestas de Bastarrachea et al. (2003) y de Briceño Chel (2002) como una división básica de la península de Yucatán por regiones en las que las variedades de maya habladas en sus principales ciudades y poblaciones se reconocen como dialectos distintos.
 
Fuente: Catálogo Kerr K0532
 


Bibliografia

Andrade, Manuel J 1955. A Grammar of Modern Yucatec. Microfilm Collection of Manuscriptson. Middle America Anthopology. No 41. Chicago: University of Chicago Library.

 

Arzápalo Marín, Ramón (ed.) 1995. Calepino de Motul, México: Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Antropológicas. 3 tomos.

 

Bastarrachea Manzano, Juan Ramón y Jorge Manuel Canto Rosado (coords.) 2003. Diccionario Maya Popular. Mérida, Yucatán: CONACULTA. Dirección de Culturas Populares e Indígenas de Yucatán. Secretaría de Educación. INDEMAYA. INAH. Academia de Lengua Maya de Yucatán A.C. Compañía editorial de la Península S.A. de C.V.

 

Briceño Chel, Fidencio 2002. “Lengua e identidad entre los mayas de la península de Yucatán”, en Los investigadores de la cultura maya, 10, pp. 371-379.

 

Ciudad Real, Antonio de 1993. Tratado curioso y docto de las grandezas de la Nueva España. México: Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Históricas.

 

Landa, Diego de 1973. Relación de las cosas de Yucatán, Editorial Porrúa, S.A. Décima edición (primera edición 1959), México.

 

Pfeiler, Barbara Blaha 1995. “Variación fonológica en el maya yucateco”, en: Vitalidad e influencia de las lenguas indígenas en Latinoamérica. Eds. Ramón Arzápalo Marín y Yolanda Lastra. México: Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Antropológicas, pp.488-497.

 

------------------------------- 1997. “El xe’ek’ y la jach maya: Cambio y futuro del maya ante la modernidad cultural en Yucatán, Convergencia e individualidad. Las lenguas mayas entre hispanización e indigenismo, Colección americana 7, pp. 125-140. Andreas Koerchert y Thomas Stolz (Eds.), Hannover, Verlag für Ethnologie.

 

------------------------------- 1996. “Yaan difereensia waye’ yéetel máaya yukatáan (un estudio dialectal)”. Los mayas de Quintana Roo. Investigaciones antropológicas recientes, Arbeitsblätter, Núm. 14. Ed. Ueli Hostettler. Universität Bern, Institut für Etnologie, pp. 7-11.

 

Pfeiler, Barbara Blaha y Andrew Hofling 2006. “Apuntes sobre la variación dialectal en el maya yucateco”, Península Vol. I, Núm. 1, pp. 27-44.

 

Sobrino Gómez, Carlos Martín 2005. El fenómeno de elisión y su variación en maya yucateco. Tesis de Licenciatura. Facultad de Ciencias Antropológicas. Universidad Autónoma de Yucatán



[1] Este documento se ha fechado perteneciente al último cuarto del siglo XVI, y se piensa, por una referencia hecha por el autor, que fue confeccionado en la ciudad de Motul.
[2] Dicho estudio formó parte del proyecto “Las variantes regionales del maya yucateco actual” ENAH 1999-2000 de Briceño, F, e I. Martínez.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]