sábado, 22 de octubre de 2011

Juntúul áak yéetel juntúul kéej (La tortuga y el venado)



El cuento de la tortuga y el venado es un tema recurrente entre los mayas yucatecos, posiblemente de toda Mesoamérica (como el del conejo y el coyote), del cual existen varias versiones a lo largo y ancho de la península de Yucatán, aunque en esencia el tópico es el mismo: se resalta el ingenio de la tortuga para vencer a un contrincante que en aparencia es fuerte pero cuya debilidad, en este caso, es el de confirase de su fortaleza. La versión que les presento a continuación fue narrada por don Mundo, oriundo de Acanceh, Yucatán. En otra entrada presentamos un chiste maya (noten que no dije en maya, puesto que por su estructura narrativa este chiste tiene continuidad en la tradición literaria maya y mesoamericana) titulado Juntúul loco ku bin velorio también narrado por don Mundo. Otra versión del cuento de la tortuga y el venado pueden consultarla aquí.

Le chan áako’ kya’ik ti’e kéejo’, ‘ump’ée’ apuesta:
La tortuga le dice el venado, una apuesta:

–Ko’ox ketlam áalka’– kya’a ti’
Unas carreritas-le dice.

–Chich túun a wáalka’ beya’?
¿Y corres rápido?

–Jaaj ma’ a wike’ beey in chan baakela’?
Sí, ¿no ves que así son mis huesos?

–Ma’, jin ganare’– ku t’aan le chan kéejo’
No, seguro yo ganodice el venado

–Bueno ko’ox báaxta’o’
Bueno, vamos a jugar

–Báaxk’iin a k’áatej
¿Cuando quieres?

–Bueno sáama
Bueno, mañana

–Ma’alo’
Tá bueno

Ka’ tu t’anaj tuláakal u amigo beyo’:
Y la tortuga llamó a todos sus amigos

–Hey!
¡Oigan¡

Cada esquina ka’ tu tsoláandaj, ka’ tu tsoláandaj, cada esquina ka’ tu tsoláandaj. Entóes le túune’ le kéejo’ ka’ jbinij.
En cada esquina puso a uno, puso a uno, en cada esquina puso a uno. Entonces el venado fue a la apuesta.

–Listoech?– kya’ik chan áako’
¿Estás listo?dice la tortuga

–Listoen
Estoy listo

–Ko’ox túun!
-Vamos entonces

–Ko’ox
Vamos

Míi yáalkab e kéejo’ ‘up’ée kilometro, yáalkab e kéejo’
El venado corrió como un kilómetro, corrió el venado

-Tu’ux ts’o’okech yuum?
-¿Dónde te quedaste señor?

Ku núuka’a ti’ tu táanilo’:
Enfrente de él le contestan:

–Wayileni’!
-¡Acá estoy¡

U machke’ kyáalkab maas chich e chan kéejo’
Agarra el venado y corre más rápido

–Tu’ux ts’o’okech?
¿Dónde te quedaste?

Ka’ núuka’a ti’, táani ku núuka’a ti’.
Y le contestaron, enfrente de él le contestaban.

Ba! Le’ ka’aj  k’uch e kéejo’ te’elo’, táani chan áako’ luubuli’e’
En fin, cuando llegó el venado, ya estaba la tortuga, sobre el piso

–Bíix a beel?–kya’a ti’
¿Cómo estás-le dice

–Púuchi chich a wáalka’ beyo’! – ku t’aan
Púchis, de veras que corres rápidodice

Tu tsolubo’ob láaj áako’. Tu tsolkiindah u láa’ áako’
Todas las tortugas se enfilaron. Las enfiló la otra tortuga.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]