domingo, 11 de septiembre de 2011

Estrategias de algunas lenguas mayas en la adopción de un nuevo significado: El borrego



El significado de ‘borrego’ en las lenguas mayas, al igual que el de ‘caballo’, fue adoptado con la introducción de este animal al área maya por los españoles. Veamos a continuación algunas de las estrategias utilizadas por algunas las lenguas mayas en la designación de este animal.
     En maya yucateco al borrego se le designa taman, aunque en esta palabra también caben los significados de ‘carnero’ y ‘oveja’. Originalmente la palabra taman designaba únicamente a la planta de algodón y a su fruto, y dada la relación semántica existente entre el uso que tiene el algodón y el pelo de dichos animales es claro por qué se les designó de esta manera. Actualmente ambos significados coexisten. Los yucatecos podrán notar que la palabra taman se encuentra en el nombre del árbol tamanche’, muy común en Yucatán, y que al igual que al algodón es una planta malvácea. En maya mopán la oveja se designa con la palabra tämänpach, que es un compuesto formado por los lexemas tämän y pach. El primero, que es cognado del maya yucateco, también se refiere al algodón y el segundo significa ‘espalda’. Vemos entonces que literalmente esta palabra significa ‘espalda de algodón’.


     En choltí, una lengua muerta actualmente, encontramos la palabra tinam, aunque se refiere solamente al algodón pues a las ovejas, carneros y borregos se les nombraba alak que es un genérico para todo tipo de animales domésticos, incluidos los caballos. En ch’ol, encontramos que ‘oveja’ se dice täñäme’, un compuesto formado por täñäm ‘algodón’ y me’ ‘venado’, que literalmente significa ‘venado de algodón’.


     En tzotzil y tzeltal, lenguas hermanas, al borrego se le designa chij. Esta palabra se refería originalmente al venado pero ahora el único sentido que tiene es el ya mencionado. Para designar al venado se usa, en ambas lenguas, la forma te’tikal chij, la cual consta de te’tik ‘monte, selva’ más un sufijo de relación –al y posteriormente chij que, como ya se dijo, aunque se refería sólo al venado ahora significa ‘borrego, oveja’ por lo que, al parecer, literalmente te’tikal chij quiere decir literalmente ‘borrego de monte’.

     Por último, vemos que el tojolab’al utilizó una estrategia similar a las dos lenguas anteriores pues el borrego, el carnero o la oveja son designados con la palabra chej, la cual aún mantiene el significado de ‘venado’.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]