domingo, 4 de septiembre de 2011

Estrategias de algunas lenguas mayas en la adopción de un nuevo significado: ‘El caballo’




El significado de ‘caballo’, en las lenguas del área maya, se adoptó por supuesto con la introducción de este animal que fue traído por los españoles en la época de la Conquista. Veamos primero qué ocurrió con las lenguas del grupo yucatecano, esto es, el maya yucateco, el itzá, el mopán y más tardíamente con el lacandón.
     La palabra con la que actualmente se designa al caballo en maya yucateco (y en maya colonial) es tsíimin. Esta palabra no es alguna clase de descripción de las características de este animal, sino que originalmente se refería al tapir. Aunque ambos animales pertenecen al mismo orden probablemente esto no era del conocimiento de los mayas yucatecos y más bien notaron algunas características del nuevo animal que les recordaban a las del tapir y por ello lo nombraron de esa manera. La palabra tsíimin ha perdido por completo su significado original en favor del nuevo, de tal manera que hoy día no he logrado obtener un nombre en maya para el tapir, excepto en español y se le designa ‘caballo de monte’. Esto en gran parte se debe a que el tapir está en peligro de extinción en la península de Yucatán.
     En maya itzá y maya mopán se ha dado prácticamente el mismo proceso. Actualmente el caballo es nombrado tzimin en ambas lenguas y en los diccionarios que he consultado no existen entradas para ‘tapir’. En lacandón ocurre exactamente lo mismo, aunque cabe decir que esta lengua es la más nueva del grupo y que es producto de migraciones de mayas yucatecos, itzajes y mopanes desde la época de la Conquista.


     Veamos ahora un par de lenguas del grupo de las tierras bajas mayas. En chontal ‘caballo’ se dice tzimim, aunque esta palabra aún comparte el significado de ‘tapir’. El ch’ol en cambio ha utilizado otro recurso. Este idioma tomó el préstamo directamente del español, aunque adecuándolo a su fonología, por lo que al caballo se le conoce como kawayu’, y la palabra tsimin se refiere exclusivamente al tapir.
     El tzotzil, una lengua maya de los altos de Chiapas perteneciente al grupo tzeltalano, utilizó este mismo recurso, se tomó el préstamo del español y la adecuación a la fonología del idioma dio como resultado la palabra ka’ para designar al caballo. En esta lengua la palabra tsemen también se refiere únicamente al tapir.
     En tojolab’al, una lengua hablada en Chiapas pero perteneciente un grupo distinto dentro de esta familia lingüística, ocurrió el mismo proceso que en las últimas lenguas ya vistas: el caballo se designa con la palabra kawuji mientras que la palabra tsemen significa ‘tapir’ solamente.
     En otras lenguas de la familia, de grupos lingüísticos más lejanos, se dio un proceso similar al ocurrido con las lenguas yucatecas, aunque en lugar de usar la palabra para ‘tapir’ se utilizó la palabra que se refería al venado. Por ejemplo, en Guatemala, en el idioma mam ‘caballo’ se dice cheej pero esta palabra no comparte el significado de ‘venado’, excepto en algunos dialectos, como el de Tacana, donde ‘venado’ se dice kyeej. En los dialectos en los que cheej designa únicamente al caballo la palabra que significa ‘venado’ es masat, que claramente es un préstamo del náhuatl masatl. Esto mismo sucedió en tz’utujil, una lengua de Guatemala del grupo quicheano, en la que ‘caballo’ se dice keej y ‘venado’ se dice masaat.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]