domingo, 26 de junio de 2011

Pésima la situación del campo. Por Luis Manuel Pech Sánchez

TIZIMIN, Yucatán, 25 de junio.- La situación actual del campo es deplorable, la falta de lluvias, la sequía y las plagas de animales están destrozando los pocos cultivos que obtenemos. Nuestra actividad como campesinos se ha deteriorado y ahora tenemos que buscar otras actividades para realizar y de esta manera subsistir, señalaron los campesinos con respecto al escenario agrícola que prevalece en la región.
Entre estos comentarios José Alberto Rodríguez Can dio a conocer que gran parte de los cultivos que intentan crecer mueren a raíz de la sequía, además de que los pocos frutos que se dan sirven de alimento a muchos animales del campo como los pájaros y los tejones que debido a la escasez de alimento por varios meses, apenas se percatan de los frutos de un cultivo acuden a devorarlos. Este campesino también señaló que en la actualidad las familias como la suya que dependen del campo están sintiendo los estragos económicos que trae consigo ya que gran parte del maíz que cultivaba estaba destinado para el consumo y al no haber, ni siquiera pueden hacer uso de él para elaborar sus tortillas. Ahora tienen que comprarlas o abstenerse de ellas por el elevado costo que han adquirido.
Bernardo Ucán Hau señaló que el panorama de los trabajadores del campo día con día se vuelve más desolador ya que mientras no haya lluvia tampoco habrá maíz, por lo cual indicó, muchos de nosotros ni siquiera nos atrevemos a sembrar por temor a que se pierdan los cultivos, lo cual nos está afectando en demasía ya que no tenemos ni para comer y con las constantes alzas de precio de los productos de la canasta básica, la situación es muy preocupante. En la actualidad no tenemos ni para el sustento de nuestras familias.
Estos campesinos también mencionaron que debido a que la tierra ya no les brinda los frutos necesarios para su alimentación, tienen que buscar otras alternativas para obtener ingresos económicos, como puntualizó el Sr. Alfonso Balam que al buscar cómo subsistir y notar que la tierra no produce, optó por dedicarse a la cría de carneros, dejando pendientes las labores de siembra porque ya no confía ni siquiera en las señales de lluvia porque el clima es engañoso y solamente se nubla pero no llueve. El viento desplaza las nubes o la precipitación se da en otro lugar y no donde se necesita.
Concepción Balam agregó que debido a que la intensa sequía está taladrando las labores del campo, ha decidido dedicarse a la apicultura con pequeñas colmenas que posee con tal de obtener ingresos, sin embargo expresó que ya realizó sus labores de chapeo preparando la tierra para la siembra, pero que no se esperanza de esta actividad agrícola, la cual no dará inicio, sino hasta que llueva.
Los campesinos esperan con mucho anhelo que pronto la lluvia se precipite en la región para que la tierra rinda frutos, ya que de ella dependen muchas familias que basan su economía y su alimentación en esta actividad agrícola, la cual en los últimos meses se ha visto totalmente devastada por la sequía.


Publicado en Por Esto! en 26/06/2011
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cómo referir páginas web y documentos electrónicos (Mexicon-Style)

En el texto, utiliza las páginas web y los documentos electrónicos como fuentes publicadas:

Paz Ávila (2005); Ordóñez Sosa (2010)

En las referencias citadas utiliza el siguiente formato:

Ordóñez Sosa, Rodrigo E.
2010 La literatura comprometida. Documento electrónico, http://www.winaqbahlam.blogspot.com/, [3 de mayo, 2011]

Paz Ávila, Lillian
2005 La moda europea y su influencia sobre el terno yucateco durante el siglo XIX. Documento electrónico, http://www.mayas.uady.mx/articulos/terno.html, [5 de mayo de 2011]